miércoles, 13 de mayo de 2015

Action Paiting

Pollock


Es una técnica que forma parte del movimiento que lleva el mismo nombre.  Aparece en los años 40, en Estados Unidos -aunque se cree que antes se había usado este nombre para referirse a algunas obras de Kandinsky-. El Action Paiting se enmarca dentro de las vanguardias, y forma parte de los movimientos no figurativos (precisamente del Expresionismo Abstracto.)  

Esta técnica está influenciada por el movimiento surrealista, que buscaba creaciones automáticas, sin controlar el resultado.
Pollock en acción


Sus mayores exponentes son Pollock, Kline, De Kooning, y  Rothko, aunque este último genera una nueva tendencia mucho más equilibrada y con armonía cromática.















Rothko
La técnica consiste en pincelar, salpicar o chorrear pintura sobre un lienzo,  sin ninguna estructura previa, de modo que la obra conseguida no sea una reproducción icónica de la realidad, sino una expresión más emotiva y visceral, la expresión de la acción del artista.  
Se trabaja por lo general, sobre lienzos de grandes dimensiones, condicionando al pintor a ponerse en movimiento, porque para poder completar la obra haciendo drippings en un lienzo de varios metros, el artista tendrá que poner el cuerpo en acción. Por ese motivo, en esta técnica, importa más la acción que lo que se va a obtener de ella (aunque los Terapeutas en Armonización por el Arte “leamos” todo.)
La consigna es improvisar, se trata de un hacer espontáneo que busca plasmar el mundo  interior del artista, sin que el sentimiento ni la idea pasen por la forma, pero más aún: sin que pasen por la consciencia.  

Expresa mediante el color, el ritmo, la textura y la sintaxis; utilizando diversos  materiales además de pintura –generalmente acrílica y sintético-  y lienzo, por ejemplo: hilos, alambres, arena…


Kline
De Kooning


Cuando practicamos Action Paiting buscamos expresión espontanea, la libertad de ser. Buscamos soltar el control sobre el resultado, desestructurarnos, empaparnos con la energía del color y la fuerza del momento.
A  animarse entonces, que no vamos a exponer en el MoMA… Hacemos arte porque nos hace bien…!





No hay comentarios:

Publicar un comentario